CUESTA ABAJO Y SIN MIEDO

Durante varias décadas, en las montañas que rodean Medellín, en Colombia, centenares de chicos han arriesgado sus vidas lanzándose a altas velocidades en bicicletas construidas por ellos mismos. La disciplina se llama ”azote” o ”descüelgue”; y en ella la adrenalina crea un vínculo de sangre.